AD MINOLITI: MUSEO DE PELUCHE – MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES

Ad Minoliti: Museo peluche
Ad Minoliti
Museo de Arte Moderno de Buenos Aires
31.10.19 | 09.03.20

07 I__I_640

Ad Minoliti, #3, de la serie “Cíclopes”, 2019, acrílico sobre tela, 100 x 100 cm. Ph: Pablo Mehanna. Gentileza de Museo de Arte Moderno

Con curaduría de Carla Barbero y Marcos Krämer, Ad Minoliti (Buenos Aires, 1980) inauguró Museo peluche, su primera gran exposición individual en un museo, en que presenta recreaciones de sus obras de los últimos quince años y las despliega como habitantes de un gran espacio de juego. “Sus pinturas, murales e instalaciones crean un imaginario vivaz, nutrido de sus intereses por la abstracción, el erotismo, la arquitectura y el diseño”, señala el texto de El Moderno.

07 I__I_640

Ad Minoliti, #9, de la serie “Cíclopes”, 2019, acrílico sobre tela, 100 x 100 cm. Ph: Pablo Mehanna. Gentileza de Museo de Arte Moderno

Las obras proponen, asimismo, una visión vinculada con las teorías feministas y queer sobre las personas y una sociedad en la que no existen comportamientos preestablecidos según la distinción hombre-mujer. Minoliti aspira a crear imágenes que den lugar a una realidad por fuera de los patrones culturales tradicionales que la cultura occidental ha concebido como opuestos: lo espiritual y lo racional, la naturaleza y la cultura, la seriedad y la frivolidad, lo femenino y lo masculino… A través de murales coloridos, tiernos personajes y pinturas animadas intervienen sobre estos binomios en relación con las artes y hacen “aparecer en sus obras las fuerzas negadas por la modernidad: lo infantil, lo tierno y lo suave”, sigue el museo. Los curadores sostienen además que “al poner en valor estas sensibilidades, Minoliti contribuye a cuestionar el modo en que se ha construido la historia del arte y sus protagonistas pero también la imagen del mundo tal como se lo conoce”.

07 I__I_640

Ad Minoliti, #10, de la serie “Cíclopes”, 2019, acrílico sobre tela, 100 x 100 cm. Ph: Pablo Mehanna. Gentileza de Museo de Arte Moderno

En las piezas que conforman Dollhouse, por ejemplo —una instalación que reúne pinturas recientes de su producción con sillones del acervo de diseño industrial del Moderno—, Museo peluche busca disolver, con su “atmósfera amigable” (Barbero) los límites y jerarquías establecidos por los parámetros hegemónicos y adultocéntricos de la historia del arte, convirtiendo a las piezas pictóricas en personajes que se instalan o se sientan sobre los muebles. Por otro lado, obras como Play C coloreadas se proponen como objetos de uso para intervenir pintando y no solo para contemplar. En otros casos, las piezas visten o contienen a personajes como Zorro, Gato y Oso, obras que representan animales humanizados que se paran en la sala, intercalados entre los visitantes. Murales como Portal, juegan con el espacio y sus dimensiones al usar las paredes a la manera de un gran lienzo. Esta operación propone observar críticamente las relaciones entre lo que queda por afuera y por dentro del espacio museal. Museo peluche construye así una espacialidad en la que las obras forman tableros de juego, cubos coloridos, muñecos-animales, alfombras que mitigan el piso y, en el centro de la sala, una mesa baja de forma triangular rodeada de pufs de colores. Sobre ella, una variada bibliografía feminista incluye títulos de Paul B. Preciado, Donna Haraway, Silvia Federici y Mónica Cevedio, catálogos de muestras de dibujo, revistas de decoración y cuentos infantiles que configuran un sector destinado a la lectura.

07 I__I_640

Ad Minoliti, Sin título, de la serie “Cubos”, 2019, impresión sobre tela, 100 x 100 cm (detalle). Ph: Gentileza de Museo de Arte Moderno

Dentro de la exposición funciona además la Escuela feminista de pintura. Diseñada como una instalación y un aula activa al mismo tiempo, Minoliti creó un espacio de aprendizaje donde se ofrecen clases abiertas a personas de todas las edades para releer críticamente los grandes temas de la pintura tanto desde la teoría como desde la práctica. Estas clases tendrán lugar en la sala todos los sábados desde las 17 durante el período en que se mantenga abierta la exposición. Cada encuentro se concentrará en un género diferente del quehacer pictórico y contará con la participación de diferentes artistas-docentes. El Colectivo Marrón se dedicará al género del paisaje, tomando como eje la gama de los marrones; el Archivo de la Memoria Trans desarrollará el retrato como herramienta de construcción de la identidad; Santiago Villanueva abordará el bodegón; María Ibarra dará un taller de guión de historietas queer, entre otras propuestas. En la inauguración participaron Paco Nino, Ozzy Oso, Dandy Dust, Vinito y Armando A. Bruno con sus performances drag king mientras el proyecto Caterine Ful Lov, de Lucía Reissig y Nina Kovensky, que vincula la comida con distintas circunstancias artísticas y/o políticas, preparó platos veganos de color verde pensados especialmente para esta ocasión.

07 I__I_640

Ad Minoliti, Sin título, de la serie “Cubos”, 2019, impresión sobre tela, 100 x 100 cm (detalle). Ph: Gentileza de Museo de Arte Moderno

07 I__I_640

Ad Minoliti, Sin título, de la serie “Fantasías”, 2016, lápiz y acrílico sobre papel, 50 x 40 cm. Ph: Ad Minoliti. Gentileza de Museo de Arte Moderno

07 I__I_640

Ad Minoliti, Sin título, de la serie “Queer Deco”, 2019, impresión sobre tela, 100 x 100 cm. Ph: Gentileza de Museo de Arte Moderno

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.