AFUERA – ARTE EN LA ESFERA PÚBLICA

Afuera. Arte en la esfera pública
Majo Arrigoni, Elián Chali, Renato Custodio, Dolores de Argentina,
Hora French, Gabriel Orge, Pablo Peisino, Gerardo Repetto
Munar Arte
06.07.19 | 10.08.19

Con una propuesta que quiere “visibilizar trabajos que ponen en crisis determinados consensos sociales”, la galería cordobesa The White Lodge (TWL) reunió en Munar una selección de obras de su staff de artistas en torno a la lógica del arte en relación con el espacio público. Georgina Valdez, directora de TWL y curadora de la muestra, señala en su texto de presentación que “Afuera es un espacio de proyección que escapa a los límites dados e indica un movimiento de expansión de las fronteras hacia la experimentación”.

La muestra comienza antes de entrar: Dolores de Argentina (Córdoba, 1960) intervino la fachada del edificio al colocar un gran cartel de neón que cita del poema Everness, de Jorge Luis Borges, “Solo una cosa no hay. Es el olvido”, en letras blancas mayúsculas que brillan en la oscuridad. La pieza había sido exhibida en 2012 en el Parque de la Memoria. La exposición sigue en la Sala 1, El Pescadito, donde, Bestiario, reciente trabajo de la artista, imita el caótico tendido eléctrico característico de las ciudades y se centra en esas líneas como un sistema de cuerdas en diálogo con el paisaje urbano.

07 I__I_640

Dolores de Argentina, SUCNHEEO, 2012, neón, cables.
Ph: Ignacio Iasparra

Gerardo Repetto (Villa Huidobro, 1976), por su parte, muestra Caballo, un video realizado a partir de la compra a un mantero de un caballo de plástico a baterías, el cual gira trotando alrededor de un poste atado con una cuerda. Para mostrar su funcionamiento, el mantero dispone el juguete sobre una tabla de madera que, de tanto andar, está marcada con sus huellas. La impronta es circular, regular y a la vez informe. Repetto, por su parte, realiza una serie de dibujos hechos con las huellas de las patas del caballo en diferentes soportes, en busca de la huella como desgaste del material. A través de la imagen del objeto industrializado, de bajo costo y de consumo masivo, el artista propone vincular el espacio exhibitivo con el entorno urbano.

07 I__I_640

Gerardo Repetto, Caballo,2016, video, duración 7 minutos. En primer plano: Dolores de Argentina, Bestiario, 2019, postes de iluminación, cables (detalle).
Ph: Ignacio Iasparra

Pablo Peisino (Córdoba, 1975) toma sus recursos de la cultura popular y sus personajes, además de dar cuenta de lo que el curador Rodrigo Alonso denominó “una preferencia por las superficies usadas, gastadas, desechables”, a las que superpone sus habilidades de artista. En esta ocasión, en una frazada roída borda el texto “El arte es un combate, en el arte es necesario jugarse hasta la piel”. Sobre el piso, se dispersan también las partes de su Perro atropellado, una escultura blanda de 2008 realizada con los mismos materiales y apariencia de un juguete infantil.

07 I__I_640

Pablo Peisino, Perro atropellado, 2008, escultura blanda.
Ph: Ignacio Iasparra

Hora French (Córdoba, 1982) presentó una edición especial de su Animalario, un libro que propone crear una Argentina nueva y fantástica, donde los sueños y la ciencia constituyen las fuerzas creativas de las que emerge una fauna única y dinámica en una época imprecisa previa a las arbitrarias fronteras políticas. El artista invita a explorar un mundo de animales ficticios que se rigen por las reglas de la ciencia en “tierras indómitas –describe– donde la ley del más adaptado es la que permanece. Una época en la historia del Planeta en la que la salvaje belleza de las criaturas convivía entre juegos amistosos y jugadas peligrosas”. En esta edición, el Animalario cuenta con 24 especies originarias de la Argentina y de otros países de Sudamérica.

07 I__I_640

Hora French, Animalario, 2019, fotografía impresión fine art.
Ph: Ignacio Iasparra

Renato Custodio (San Pablo, 1981) exhibe una serie de fotografías en blanco y negro que parten del registro y superposición de imágenes abstractas de edificios brutalistas de la ciudad de San Pablo. El artista retrata los espacios donde el cemento forma parte del paisaje urbano, sobre todo lugares apropiados por skaters. El proceso para lograr estas imágenes es completamente analógico, desde las exposiciones múltiples sobre película de negativo hasta la ampliación y registro en papel.

07 I__I_640

Renato Custodio, Sin título, 2017, fotografías analógicas sobre papel.
Ph: Ignacio Iasparra

El proyecto “Apareciendo”, de Gabriel Orge (Bell Ville, 1967), activa la memoria mediante acciones que toman como soporte al territorio y su vínculo con el pasado. Orge proyecta en distintos paisajes latinoamericanos retratos de personas que fueron desaparecidas por la represión ilegal. En Apareciendo a López en el río Ctalamochita, proyectó y luego procedió a fotografiar el retrato de Jorge Julio López, desaparecido en la Argentina democrática (año 2006), realizado por la fotógrafa Helen Zout. En Apareciendo a los prisioneros de Calama, hace lo propio con los retratos de los 26 fusilados en la llamada Caravana de la Muerte, en Chile, el 19 de octubre de 1973.

Para Elián Chali (Córdoba, 1988) la obra no es un fin en sí, sino una acción visible dentro de un espacio determinado, el cual abre una posibilidad de hablar y escuchar. Trabaja a partir de una investigación intuitiva sobre aspectos sociales y culturales, utilizando la mayor cantidad de herramientas y dispositivos posibles al servicio del desarrollo de una idea para luego realizar una síntesis morfológica. El objetivo es establecer un diálogo con el entorno, entendiendo el arte como una metodología aplicada a todos los aspectos de la vida. Desde el punto de vista del trabajo de Chali, el arte puede estar en todas las cosas. En esta ocasión, intervino una de las esquinas de la sala con un díptico de pintura.

07 I__I_640

Elián Chali, Sin título, 2019, díptico.
Ph: Ignacio Iasparra

Paula, de Majo Arrigoni (Córdoba, 1982) pertenece a “El amor era otra cosa”, una serie de retratos de mujeres, pinturas que ponen en cuestión el retrato como género y el género como identidad. Se trata de primeros planos que observan e interpelan, frontalmente, en el contexto de un cambio social radical que busca visibilizar lo femenino. Aquí la mujer-pintora ocupa en el arte un lugar del que fue desplazada históricamente mientras la mujer es retratada, ya no como un objeto idealizado por la mirada ajena, sino como mujeres, en plural, pensadas desde la perspectiva de su propio género.

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.