Volver a Secciones y programas

Información + Texto Curatorial


Participan galerías y espacios nuevos, diferentes o alternativos que representan artistas de joven trayec- toria. Son seleccionados por un equipo curatorial autónomo.

Equipo Curatorial 2017

Raúl Flores (artista y gestor independiente, Buenos Aires).
Miguel A. López (curador en jefe de TEOR/éTica, San José de Costa Rica, y cofundador de Bisagra, Lima).

Chandon-logo

Barrio Joven Chandon ha sido siempre una de las secciones más arriesgadas de arteBA. Su objetivo es abrir un espacio para galerías jóvenes, proyectos autogestionados, espacios temporales de exhibición y otro tipo de plataformas no-catego- rizables, que refrescan la escena latinoamericana. Esta sección busca mantenerse atenta a los cam- bios en las formas de producir y experimentar el arte contemporáneo y anuncia, a su vez, el futuro. Cada uno de estos proyectos es singular y no se ciñe a un único formato de exposición ni a una sola forma de pensar el mercado: los modos de hacer se amoldan a los contextos, ya sea potenciando la producción artística in-situ o buscando formas de co-gestión que privilegian lo efímero y lo vivencial. Para muchos de estos proyectos, la sostenibilidad es todavía un desafío, por lo cual su participación en esta sección es clave para ampliar su visibilidad y fortalecer el valioso trabajo que vienen haciendo.

En esta edición de Barrio Joven Chandon, tal vez sea posible identificar algunos cambios en el modelo de galería o espacio de arte joven en Argentina.

Durante varios años, los espacios nuevos trataron de emular un paradigma esta- blecido, que movilizó la comunidad artística local. En los últimos tiempos, sin embargo, han surgido alternativas que actualizan y llevan aún más lejos el espíritu lúdico. Si bien habitualmente varias de ellas son conocidas como “residencias”, su trabajo comprende dinámicas mucho más amplias: son casas en donde suceden actividades espontáneas, fiestas, situaciones de convivencia y producción colectiva. Se trata de experimentos claramente asociados a la crisis económica pero también al aburrimiento de los más jóvenes frente a los formatos oficiales. El uso activo de las redes sociales y las aplicaciones digitales es también una forma efectiva de romper con esa solemni- dad, abriendo otras posibilidades para la provoca- ción y el juego.

Como es habitual, Barrio Joven Chandon acoge también un grupo renovado de galerías internacio- nales que están buscando fortalecer y proyectar aún más lejos el trabajo de artistas jóvenes de América Latina. Desde propuestas emergentes de arte ecuatoriano o colombiano, proyectos desde el Caribe hasta la presencia de un nuevo arte ama- zónico que descubre otras estéticas seductoras de la región. Dentro de los participantes de esta edición encontramos también espacios y galerías de diversas provincias de Argentina, que cumplen roles importantes en sus propios contextos como dinamizadores de producción artística crítica.

El deseo de este año de Barrio Joven Chandon es poder reconocer su esfuerzo y compromiso en la necesaria labor de expandir las discusiones artísticas más allá del centralismo que suele caracterizar a nuestros países.

Queremos destacar también la presencia de la performance. A diferencia de ediciones anterio- res, este año Barrio Joven Chandon contará con performers y obras asociadas a lo performativo, que invitan a un involucramiento distinto por parte de los visitantes. De este modo, Barrio Joven Chandon mantiene su apertura hacia aquello que escapa a los radares convencionales y en donde es la determinación de los propios artistas y de las nuevas iniciativas las que configuran un entorno más atrevido para afrontar al presente.

Raúl Flores
Miguel A. López