CÁMARA TRASLÚCIDA – JORGE MACCHI

Cámara traslúcida
Jorge Macchi
Ruth Benzacar
03.08.19 | 14.09.19

Jorge Macchi (Buenos Aires, 1963) instaló en Ruth Benzacar un panel de ladrillos y metal a modo de malla que, dispuesto a todo lo ancho y alto de la sala, impide el paso hacia el interior. Su apariencia remite a la de una pared de ladrillos rojos a la vista, pero la trama en este caso deja una zona libre que coincide con el espacio en que se verían las líneas grises de cemento, lo que invita al visitante a espiar a través de los intersticios. Pocos metros más adelante, otra pared presenta una trama símil muro de ladrillos, pero “en negativo”: un enrejado gris reproduce el cemento de la mezcla. A través de estas paredes que actúan como filtros puede distinguirse –sobre el fondo de la sala– un gran cuadro que repite el motivo de hileras discontinuas de rectángulos, esta vez blancos, pintados sobre una imagen erótica de estilo oriental. Cámara traslúcida es el título de esta instalación y alude también a la muestra en su conjunto, en la que el artista explora “la visión fragmentaria, las imágenes dentro de imágenes y la acción de mirar a través”, tal como explica el comunicado de la galería.

Con un acceso limitado en su planta baja, la muestra, que continúa en el primer piso –ámbito dedicado a oficina que balconea sobre la sala y normalmente restringido a quienes desempeñan las tareas de trastienda– obliga “a mostrar espacios usualmente privados al público”, sigue el texto. En el descanso de la escalera, un cierre relámpago de longitud sorprendente, aunque no imposible, se extiende de piso a techo, cerrado. Desde arriba, se puede observar la pintura del fondo de la sala de manera directa, pero no frontal.

Con objetos cotidianos o familiares, Macchi construye paradojas visuales “que ponen en juego la lógica y la operatoria con la que miramos y construimos el mundo”. Tres videos se reproducen en monitores cercanos a las pantallas de las computadora de la oficina: Himno (2018), TRain (2019) y Thriller (2019), realizados los dos últimos en colaboración con el músico Edgardo Rudnitzky, con quien Macchi ha trabajado en numerosas ocasiones, incluyendo la obra La Ascensión, de 2005, que constituyó el envío argentino a la 51ª Bienal de Venecia. Pueden verse, además, una serie de acuarelas y las esculturas Portal (2019) y Mamushka (2019), en la que una muñeca rusa está encerrada en una jaula que a su vez está encerrada en una jaula, que a su vez…

07 I__I_640

Jorge Macchi, Cámara traslúcida, 2019, vista de instalación. Ph: Ignacio Iasparra. Gentileza de Ruth Benzacar

07 I__I_640

Jorge Macchi, Mamushka, 2019, escultura. Ph: Ignacio Iasparra. Gentileza de Ruth Benzacar

07 I__I_640

Jorge Macchi, TRain, 2019, video en colaboración con el músico Edgardo Rudnitzky

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.