Intemperie – Fundación Santander Argentina

Intemperie
Gachi Hasper
Fundación Santander Argentina
15.08.19 | 21.02.20

El Banco Santander inauguró oficialmente la Fundación Santander Argentina, la cual funciona en la nueva sede de la entidad, a metros del Parque Lezama, del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA) y del Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA). Allí aspira a “montar dos muestras por año”, dice Cecilia Pochat, asesora cultural de la fundación, y a realizar una serie de charlas y talleres abiertos al público.

07 I__I_640

Gachi Hasper, Intemperie, 2019, vista de exhibición en Fundación Santander. Ph: Gentileza de Fundación Santander

El ciclo de exposiciones comenzó con Intemperie, de Gachi Hasper (Buenos Aires, 1966), con curaduría de Roberto Amigo. La instalación invita a recorrer el hall de entrada, donde un conjunto de gotas de colores cuelga del techo e interfiere el recorrido habitual de quienes transitan. Al llegar a los ventanales internos, descubrirán una intervención cromática de formas geométricas, en la que “se trabajó la idea de vitral”, cuenta la artista. El tono y brillo de las obras va variando durante el día según la incidencia de la luz solar. “Los grandes murales vidriados –señala el curador– reiteran algunas de las formas tradicionales de la representación pictórica de Hasper, que se vincula con una tradición abstracta latinoamericana, donde el principal soporte de la percepción es el goce perceptivo”. En la terraza interna, la artista colocó dos cubos de colores que interactúan con el diseño del espacio. “De grandes dimensiones –describe– para que uno pueda meterse adentro”. De esta manera, la artista busca que el espectador se involucre al entrar, recorrer, observar e, incluso, al salir y mirar desde afuera. “Hay un juego de reflejos debido a los materiales de la obra y los ventanales del espacio que generan una percepción ‘estoy-no estoy’. Para disfrutar la obra, hay que caminarla y hay que confrontarse con su corporalidad. Es cuerpo a cuerpo”, sigue Hasper.

07 I__I_640

Gachi Hasper, Intemperie, 2019, vista de exhibición en Fundación Santander. Ph: Gentileza de Fundación Santander

En total, la sede cuenta con 1500 m2 de espacio exhibitivo y con un auditorio con capacidad para 300 personas que se utilizará para ciclos de cine y experimentaciones teatrales, entre otros eventos y actividades. “Buscamos artistas habituados a hacer intervenciones en espacio público”, agregó Pochat. Hasper cuenta ya con una amplia experiencia en ese sentido: realizó Notas de luz, una instalación lumínica en el bajo de la autopista junto a la Usina del Arte, otra en la estación Catalinas de la línea E del subterráneo y grandes murales en el interior del Faena Forum de Miami y en el SLS Puerto Madero. En diferentes situaciones, sus obras exploran la geometría, el color y la fluidez de las formas en el espacio. Roberto Amigo describe Intemperie como una de las instalaciones “más complejas de Hasper porque vincula distintos sentidos, no solamente el perceptivo. El goce está puesto también en las posibilidades de decisión del espectador: si quiere tener una mirada distante, si quiere recorrer el espacio, si quiere interactuar con él, si quiere tener miradas fragmentadas, si quiere tener disposiciones oblicuas. La totalidad de la obra se completa a partir de decisiones muy personales, que también van a propiciar distintas interpretaciones que tienen que ver con la propia sensibilidad, desde formas orgánicas a formas simplemente autónomas”.

07 I__I_640

Gachi Hasper, Intemperie, 2019, vista de exhibición en Fundación Santander. Ph: Gentileza de Fundación Santander

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.