LEANDRO ERLICH – LIMINAL – PRÓXIMAMENTE

Liminal – Próximamente
Leandro Erlich
Malba – Ruth Benzacar
05.07.19 | 27.10.19 – 26.06.19 | 20.07.19

Leandro Erlich (Buenos Aires, 1973) inauguró Liminal, su primera exposición antológica en la Argentina. La muestra reúne una selección de 21 instalaciones realizadas entre 1996 y 2019, e incluye obras de gran formato: La vista (1997), Vecinos (1996), La vereda (2007), Las nubes (2018), El avión (2011), Puerto de memorias (2014), Vuelo nocturno (2015), Hair Salon (2017), El aula (2017) y Window and Ladder, así como La pileta (1999), que representó a nuestro país en la Bienal de Venecia en 2001, fue luego instalada de manera permanente en el 21st Century Museum of Contemporary Art, de Kanazawa, y constituye una de las obras internacionalmente más reconocidas del artista. Erlich produjo también para esta ocasión una serie de obras en coproducción con Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), entre ellas un proyecto site-specific para su explanada, Invisible Billboard, que demandó, según informa el museo, más de un año de trabajo y un equipo de 150 personas.

07 I__I_640

Leandro Erlich, La pileta, 1999, vista de instalación en Malba.
Ph: Pablo Jantus

El 20 de septiembre de 2015, el Obelisco porteño amaneció sin su punta. Se trataba de La democracia del símbolo: Erlich simuló el traslado de la cima del monumento a esa misma explanada para transformarla en un espacio transitable y accesible al público. “Erlich ha creado un cuerpo de esculturas y grandes instalaciones en el que la apariencia arquitectónica de lo cotidiano funciona como una especie de trampa perceptiva: conduce al espectador desprevenido a una paradoja visual que desafía los presupuestos del orden y las reglas del mundo material”, explica el curador de Liminal, Dan Cameron. “En el universo paralelo de Erlich, las escaleras no llevan a ninguna parte, los ascensores no paran en destino, los espectadores pasivos se convierten en participantes activos, las nubes adquieren nuevas características físicas y la solidez de los espacios edificados resulta ser una fugaz ilusión óptica”. El curador subraya el “impacto acumulado” de experimentar varias obras de Erlich en una sola exposición, situación que intensifica la conciencia “de una dualidad inherente a lo real, y hace que nos preguntemos en qué circunstancias podríamos afirmar con seguridad que estamos efectivamente aquí o allá”, extremando la sensación liminal de quienes transitan la muestra. El título alude a la ambigüedad o desorientación que sucede en la etapa intermedia durante los rituales de pasaje −cuando los participantes ya no mantienen su estado pre-ritual pero aún no han comenzado la transición al estado que tendrán cuando el ritual esté completo−. Un ejemplo de “liminalidad” es la adolescencia, en cuanto no se trata de la niñez ni de la etapa adulta.

07 I__I_640

Leandro Erlich, Invisible Billboard, 2019, vista de instalación en Malba (explanada).
Ph: Pablo Jantus.

Dos semanas antes de la apertura de esta muestra, Erlich inauguró en la galería Ruth Benzacar un proyecto que considera más personal, vinculado a su adolescencia cinéfila y al cine clásico en la era del VHS, que coincide con sus inicios como pintor. Próximamente refiere al anuncio que suele anticipar la proyección de una película, pero apela además a la cercanía de algo aún no cumplido, latente o próximo, es decir, un presente intermedio. Convertida en la puerta y el hall de entrada de un cine, la sala reunió un grupo de pinturas-afiches basadas en fotografías de las propias instalaciones de Erlich. Sin embargo, según el artista, “Los títulos de las películas (ficticias) no están asociados al concepto original de dichas obras […]. Estas pinturas al óleo son de hecho más bien retratos del proceso creativo en sí: el acto de elaborar algo nuevo, de contar una historia diferente, de pintar una cosa encima de otra”.

07 I__I_640

Leandro Erlich, Próximamente, 2019 , vista de instalación en galería Ruth Benzacar.
Ph: Ignacio Iasparra.

07 I__I_640

Leandro Erlich, Próximamente, 2019 , vista de instalación en galería Ruth Benzacar.
Ph: Ignacio Iasparra.

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.