PATRIMONIO – MIRANDA BOSCH

Patrimonio
Santiago Delfino
Miranda Bosch
23.07.19 | 12.09.19

Santiago Delfino (Buenos Aires, 1986) muestra en las salas de Miranda Bosch un conjunto de obras que juegan con las escalas de los objetos y las cualidades de los materiales como si los estuviera observando a través de la “lupita” que magnifica o reduce imágenes digitales en el monitor de una computadora. Sus piezas son esculturas e instalaciones que imitan la forma de una canilla, las maderas de un parqué, las franjas de un empapelado, las zarandas que se utilizan en agricultura o un comedor diario. Si bien se trata de objetos tridimensionales de factura manual y casera, los procedimientos digitales de manipulación de imágenes se encuentran siempre presentes.

07 I__I_640

Santiago Delfino, Patrimonio,2019, vista de exhibición en Miranda Bosch. Ph: Carla Cogan

En el salón de la primera planta, una canilla de metal ampliada aproximadamente 1000% se apoya sobre una base de madera quemada que imita el motivo del piso de la galería. Lux Lindner cuenta en el texto que acompaña la exposición que la pieza de metal fue realizada en la casa de la familia del artista con ayuda de su hermano. De cerca, se notan las marcas de la factura manual. Enfrente, la pared pintada con franjas verticales y manchada (con tierra, grafito y madera quemada) remite a un empapelado deteriorado. Sobre dos paredes blancas en otro sector de la habitación, ocho láminas impresas con los fondos de pantalla provistos automáticamente por el sistema operativo Windows muestran idílicos paisajes nevados. Están montadas sobre madera y en sus bordes superiores se apoyan ramas de olivo seco, similares a las que se suelen bendecir y guardar según la tradición católica del Domingo de Ramos.

07 I__I_640

Santiago Delfino, Patrimonio,2019, impresión latex en papel blueback pegada sobre madera con ramas de olivo, 36,5 x 65 cm cada una. Ph: Carla Cogan

En la pared adyacente al descanso de la escalera sobresale un conjunto de canillas pintadas de blanco. Delfino explica que para construir esta obra trasladó al espacio de la galería el copy & paste aplicado en los procedimientos digitales de redacción de textos y montaje de imágenes.

En la planta baja, el artista colocó cuatro zarandas similares a las que se utilizan para cribar granos. En la muestra, están asimiladas en escala y color a lo que podría ser la mesa ratona de cualquier living. Por debajo de ellas colocó un montículo de arena y granos de trigo, que, a veinte días de inaugurada la exposición, empiezan a brotar. En estas piezas, un material antiguo como la arena da lugar a algo nuevo que crece –el brote− dentro de un dispositivo de origen industrial –la zaranda− adaptado a una escala doméstica. En la instalación, cuatro artefactos con lámparas dimerizables que cuelgan del techo van variando la intensidad de la luz al mismo tiempo que una radio suena desde un cuartito, habitualmente cerrado, y que funciona en la muestra como trastienda musical.

07 I__I_640

Santiago Delfino, Patrimonio,2019, madera, hierro y tela de artillera con semillas de trigo y arena, 1,22 x 75 x 45 cm cada una. Ph: Carla Cogan

Las diferentes plantas de la exposición están atravesadas por un caño fino de PVC que se levanta desde la planta baja y pasa por el hueco de la escalera para llegar al segundo piso. El objeto alude, por un lado, a la infraestructura arquitectónica y a los fluidos −el agua− y, por el otro, a “aquello que debemos (¿deberíamos?) tener en común para que todo funcione”, dice el texto de Lindner.

En la sala del fondo, el artista reconstruyó laboriosamente un comedor diario y lo cubrió con pintura antióxido, “virando” los colores al marrón y emparejando así cromáticamente todos los objetos. Aquí la escala es 1:1. Para que la mesa redonda pueda encajar en el perímetro de la pieza, una línea recta cercena la superficie del círculo coincidiendo con una pared imaginaria. Las marcas de factura son evidentes: no se intenta disimular que se trata de una habitación dentro de otra. Al rodearla, se puede ver claramente que las dos paredes “reales” (no imaginarias) del comedor se sostienen por detrás con una estructura de utilería.

07 I__I_640

Santiago Delfino, Patrimonio,2019, materiales varios, pintura antióxido, 1,60 x 1,60 cm. Ph: Carla Cogan

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.