Rogelio Polesello (Buenos Aires, 1939-2014) es considerado uno de los grandes talentos, no sólo argentinos, sino latinoamericanos, del arte moderno y contemporáneo. En 1958 se graduó como profesor de grabado, dibujo e ilustración en la Escuela de Artes Visuales Prilidiano Pueyrredón, Argentina. Ese mismo año comenzó a desempeñarse como diseñador gráfico en una agencia publicitaria internacional con sede en Buenos Aires. Al terminar sus estudios no tuvo duda de que se inclinaría por la pintura, las corrientes de la abstracción geométrica y geométrico-óptica marcaron sus primeras investigaciones. A lo largo de casi sesenta años, indagó otras técnicas como el grabado y la realización de objetos acrílicos de pequeño y gran formato, con los que logra generar efectos ópticos que distorsionan la imagen. Asimismo, los trabajos vinculados al diseño publicitario lo llevaron a participar de experiencias que trascienden el mundo de la plástica e incluyen obras interdisciplinarias relacionadas con la arquitectura, el diseño ambiental, el diseño textil y el body painting.