LA NACION, 22 DE MAY. 6