1) Elegía, Miguel Caride.
Pintor autodidacta de gran virtuosismo, Miguel Caride (1920 – 2010) se ubica entre las grandes figuras del arte argentino. Contemporáneo de Antonio Berni, Emilio Pettorutti y Juan Battle Planas, Caride perteneció a la generación de artistas que se mantuvo alejado de los circuitos comerciales y de las modas, por considerar su arte una prolongación de su vida. Vida austera y dedicada por entero a una práctica solitaria y rigurosa donde imperó la perfección. Enrolada en la corriente surrealista, su obra ha sido ampliamente reconocida y admirada por la crítica.
Curada por Rodrigo Alonso, la muestra presenta una selección de dibujos y pinturas inéditas. A la manera de Picasso, Miguel Caride ejecutó dibujos con una sola línea que expresan la sutil perfección de la simpleza. Tan leves como sus dibujos, sus óleos de la década del 70 apuestan a una geometría etérea y diáfana.

2) Concretos y Cinéticos.
Una muestra colectiva de artistas latinoamericanos de los años 50 a los 80 que trabajan en el ámbito del arte concreto y cinético. Especialmente seleccionadas por su calidad e importancia, las obras que conforman esta muestra han dejado su impronta en la historia del arte argentino y tienen una fuerte implicancia en el contexto internacional. Entre las piezas destacadas se encuentra la Teoría Estructural del Color (1947) de Raúl Lozza, un conjunto de 30 paneles que describen de forma gráfica cada paso del desarrollo de la teoría escrita por el artista.