Volver a Secciones y programas

Información + Texto curatorial

Un curador invita a artistas latinoamericanos y a sus galerías representantes a participar con exhibiciones individuales.

zurich-vert-2017-small

Curador 2018

José Luis Blondet (curador de proyectos especiales en LACMA, Los Ángeles).

Contribuciones a la confusión general

Ante la insistencia en explicaciones estériles y el exagerado afán por las aclaratorias, el poeta y ensayista Aldo Pelegrini títuló su libro de artículos y conferencias Para contribuir a la confusión general (1965). En estos ensayos sobre arte y poe- sía, a ratos lúcidos y peleoneros, discurre sobre el destino último de su ejercicio intelectual: la confusión. Casi con esperanza, sin escepticismo, Pelegrini advierte que el sentido último de este ejercicio no es representar un nuevo orden para el mundo sino proponer un nuevo desorden contra el orden. Aclara luego –tampoco Pelegrini se salva de aclarar, aclaro– que se trata de una manera de enfrentar el viejo desorden.
Debajo, una breve descripción de las contribu- ciones de nueve artistas a la confusión general: El vasto conocimiento de la Amazonia colom- biana, donde Abel Rodríguez vivió gran parte de su vida, lo recibe gracias a la tradición oral de su linaje nonuya y muinane. Desde hace más de veinte años, Rodríguez vive en la ciudad de Bogotá por lo que sus dibujos detallados dibujos de árbo- les, animales, ciclos de vida y transformación en la selva son realizados de memoria. La preservación de estos saberes es una de las motivaciones más potentes detrás de sus dibujos.
Las “nuevas” cerámicas y pinturas precolom- binas de Sandra Gamarra forman parte de Rojo Indio, un proyecto en el que la artista se vale un museo ficticio para revisar las estrategias de exhibición de artefactos arqueológicos de las Américas. Patricia Esquivias se interesa también por la persistencia y el tránsito de imágenes de estas culturas pero en este proyecto se enfoca en su pervivencia en el espacio público, no en colecciones de museos. El punto de partida para su instalación multimedia Rueda, Repite, Mujer fue el descubrimiento de elementos decorativos pre- hispánicos en las veredas de Quindio, un pequeño pueblo colombiano.
Un procedimiento habitual en los departamen- tos de conservación de los museos consiste en coser fragmentos de textiles antiguos, ya muy frágiles, a telas más estables y resistentes para asi demorar el proceso de descomposición. No es extraño que varios fragmentos de distinta pro- cedencia terminen juntos en un mismo soporte, configurando una pieza vieja y nueva, contradic- toria y artificial. Los dibujos delicados dibujos de Gala Porras-Kim detallan estos dispositivos de conservación para especular, a lápiz, posibles aunque improbables reconstrucciones.
Esmelyn Miranda encuentra las páginas de sus libros en las calles de su vecindario en Valencia, Venezuela. Son los residuos que deja la gente al escarbar las bolsas de basura buscando comida. Miranda recoge, limpia, observa, cataloga y final- mente ensambla en forma de libro estos retazos de plástico, ahora convertidos en calendarios cromáticos de la aguda crisis que vive el país. Las cápsulas de tiempo de Eduardo Navarro toman la forma de cien nueces de bronce, a escala 1:1, esparcidas sobre el pasto. En su interior cada una de ellas contiene trozos comestibles de nuez.
Un crimen perfecto: la réplica contiene la semilla.
La reflexión acerca del aprendizaje, el juego, el dibujo y los procesos de pensamiento ocupa una parte importante de la obra de Nicolás París. El nuevo proyecto que aquí se presenta es una edición de objetos maleables –hijos bastardos y astutos de un bicho de Lygia Clark y un cubo de Rubik– constituidos por cinco partes, interco- nectadas, correspondientes a elementos básicos de la sintaxis. El artista y la galería Elba Benítez se embarcan en un modo de producción que permite a estos objetos circular al mismo tiempo en salones de clases, ferias de arte, colecciones, bibliotecas y morrales escolares.
Elisabeth Wild, nacida en Viena, vive desde hace mucho tiempo en Latinoamérica, primero en Argentina y actualmente en Guatemala. A lo largo de su dilatada carrera, Wild ha trabajado en diferentes medios, desde el diseño textil hasta la pintura y los collages en pequeño formato, a los que se ha dedicado en los últimos años. Las fantasías, como ella los llama, son pequeñas ven- tanas a construcciones compactas construidas a partir de coloridos recortes de revistas, donde es fácil adivinar su mano y la tijera, construyendo simetrías imperfectas.
Una selección de pinturas de Magdalena Jitrik –exhibidas anteriormente con el perturbador y sospechosamente anacrónico título Pintura Moderna– completa la selección.
José Luis Blondet